Presenta su séptimo álbum, el primero en el que aborda la obra musical de su tío Lucio, junto con canciones de corte social que compuso con el pianista Daniel García. Chico Novarro y María Volonté, entre los invitados.

Con la alegría de haber sido nominada a los Premios Gardel en la categoría Mejor artista femenina de tango, María José Demare llega esta noche a las 20 al Centro Cultural Kirchner para presentar su séptimo disco, “Demare x Demare”, el primero en el que atreve a abordar la obra de su tío Lucio, compositor de gemas como “Solamente ella”, “Malena” y “Mañanitas de Montmartre”. Un trabajo, explica, que remueve sus fibras más íntimas. “Es un sueño que tenía hace mucho tiempo y que recién el año pasado pude concretar. Me demandó un gran esfuerzo seleccionar los temas”, confía a La Prensa.

El repertorio incluido en el álbum se reparte por mitades entre títulos de autoría de Lucio Demare y otros escritos por María José y el pianista, arreglador y compositor Daniel García. “Hallar el equilibrio en ese mix fue un desafío”, subraya. “Compensar lo más moderno, lo mío, con lo más tradicional de Lucio sin que su obra perdiera su espíritu, que era tan romántico”.
-¿Cómo se vuelve a algunos tangos clásicos sin reiterarse?
-Por ejemplo, “Tal vez será su voz” decidí grabarlo con la letra original, que era “Tal vez será su alcohol”. Ya ahí marco una diferencia. “Solamente ella” es un tema del que mi padre (el gran director Lucas Demare) filmó una película con Susana Rinaldi en homenaje a Lucio cuando él muere. Como esa hay muchas historias familiares que están puestas en este disco. “Mañana zarpa un barco” es un temazo; “Negra María”, otro. La historia verdadera de “Malena” la voy a contar en el show porque no es la que la gente cree. Con cada canción me siento muy involucrada.
-¿Qué recuerdos conserva de su tío?
-El murió cuando yo era muy joven pero recuerdo que íbamos todos los domingos a almorzar a su casa en Olivos. El se levantaba muy tarde porque los sábados a la noche tenía shows; entonces bajaba cuando estábamos haciendo la sobremesa, comía algo y se iba al piano. Ahí tocaba, componía, y a mí me gustaba jugar debajo del piano, entre las patas. Es una imagen que me quedó grabada para siempre.

Esta noche, en el CCK, María José no estará sola. La acompañarán Daniel García al frente de la orquesta Tangoloco y, como invitados especiales, Chico Novarro, María Volonté, la Negra Chagra, Esteban Riera y Limón García. La puesta en escena del show corrió por cuenta de la actriz Rita Terranova, con videos a cargo de Sebastián Mónaco.

-¿Cuál es su manera de componer?
-A Daniel le doy las letras y él les pone música. En cambio, cuando trabajo con (Raúl) Parentella él me trae la música y yo escribo sobre esa base. Son estilos diferentes pero los dos me gustan mucho. Para este disco escribí “Esta ciudad”, que surge de la caminata que hago cada domingo hasta Radio Nacional (donde conduce un programa en La Folklórica). Veo la ciudad desnuda, la ciudad del piquete, un poco cruel y tierna a la vez, y eso me inspiró esta canción. “Del brazo de mis sueños” habla de lo que soy hoy, con mi edad, con mis 54 años de carrera, estando llena de sueños pero con la experiencia de lo vivido. También reversionamos “La city porteña”, que habíamos grabado en el 2000.
-Un tema que habla de nenas prostitutas y chicos asesinos…¡Cuánta actualidad!
-Conecta directamente con todo lo que pasa hoy en el submundo, en las villas. En algún momento escribí también “La mujer golpeada”. Son temas muy transgresores pero que en el fondo tienen mucho tango. Eso es lo que busco. No hay nada político en mis canciones, son una pintura social. En ese punto me emparento con mi papá, que siempre hizo un cine donde mostraba lo social: “Detrás de un largo muro”, “Mercado de Abasto”. Mis letras son así también; nunca milité pero me duele lo que veo en las calles.

Fuente: La prensa

Por Daniel Sousa